El Castillo De Los Ángeles Wiki
Advertisement

LOS SIGNOS Y SU PERSONALIDAD

El Calendario Taiynxuniano está formado por 15 meses, y cada uno de ellos tiene una constelación acorde, que queda como el signo de horóscopo de las personas nacidas en el planeta. Con ello, los 15 meses tienen tales signos (véase en calendario para comparar las fechas y saber tu signo del zodíaco taiynxuniano, des del 2000 hasta el 2090):

ITNUTEKE - Sabio

Los nacidos en Itnuteke tienen el signo del Sabio. Éstas personas acostumbran a ser fuertes de carácter, y muy obstinadas con sus metas. Les gusta la paz, aunque si tienen que luchar, lo harán encantados.

YOTNUTOE - Ojo

Observadores natos, los nacidos bajo el signo del Ojo, durante toda su vida están marcados por la curiosidad de conocer todo aquello que tenga un mínimo de incógnita.

VFETINEXOU - Rubí

Los nativos en este mes, están llenos de inspiración, acostumbran a ser hábiles de mente y bastante imaginativos. Muchos les dirían que deberían poner los pies en el suelo, aunque no es algo que pueda ser posible para estos excéntricos rubíes.

VXIJITJOE - Serpiente

Los Serpientes son seres de gran agilidad, astúcia, y calma. Observan, vigilan, analizan, y tras estudiar, actúan con sumo cuidado antes de equivocarse. No se aceptan sus propios errores, son orgullosos, pero eso les convierte en personas duras de carácter.

JUYGOJU - Oro

XONGOJE - Hijo

JXOYNEFF - Corazón

IYVFITKUR - Esmeralda

LUXGE - Zorro

IYNIFEX - Plata

HXOFFETNI - Guerrero

XIYUTETNI - Corona

GEMTINOJU - Zafiro

IYVIJNXEL - Búho

IFINXOJU - Cobre

Existen más constelaciones, siendo de las más importantes la del Dragón, y la Constelación Hexágono, que marcan el inicio de año según su posición, y logran así marcar el calendario. Otra constelación de interés es la de la Salvadora, dedicada a Félixa.

Rueda Zodiacal

LA HISTORIA DE LOS SIGNOS:


EL SABIO


  • El cielo nocturno siempre había sido el mismo, puntitos intermitentes blancos que cambiaban lentamente de posición con los ciclos. Entonces, el Sabio habló. Aquellos puntos eran en realidad las esferas de luz que creó el Gran Dragón para dar lugar a la oscuridad, y el Sol de Taiynxu era uno de ellas. El cambio de posición se debía a que el planeta se movía alrededor del Sol, por tanto el resto de cielo, de enormes dimensiones, parecía moverse hasta que el planeta volvía al lugar inicial y daba de nuevo la vuelta al astro, conociéndose ese evento como Año Nuevo. Los humanos, ingénuos y curiosos, preguntaron a los dioses si aquello era cierto. Las deidades, contentas de que alguien descifrara algo tan ináudito para la mente humana, movieron los primeros astros en honor al hombre, formándose una primera figura, El Sabio.
  • Cuando le preguntaron al hombre cómo hubo llegado hasta esas conclusiones, su respuesta se basó en una sola palabra: "Ojo". Todos los estudios fueron observaciones con el paso del tiempo, llegando a tal razonamiento. Los ojos son en Taiynxu la parte del cuerpo exterior con más importancia y significado, incluso los dioses tenían que entrenar para ver (la visión de los seres divinos es distinta a la humana). Por ello, se aceptó la creación de la segunda constelación, El Ojo.
  • Cuando el anciano falleció, su poca família que tenía fue a recoger sus bienes en su hogar. Encontraron en el escritorio algo de sumo interés. Un rubí de gran tamaño se alzaba imponente encima aquella mesa. Las escrituras revelaban que se trataba de un tesoro que encontró el hombre tras la muerte de su esposa, dejando por escrito él mismo que una bella noche se le apareció el espíritu de la mujer para que la encontrara en las estrellas, para luego esconderse finalmente en el enorme rubí, que coincidía con el nombre de la mujer. Los dioses, por compasión y en honor al esposo, crearon la tercera constelación, El Rubí.
  • El símbolo de la Serpiente observaba de cerca... Una estatua cuyo brillo parecía tener base en el hogar de aquél anciano, vigilaba en silencio. No era una figura más, era la preferida de aquél hombre, por un motivo bien especial. Las cenizas de una joven indígena permanecían dentro. Aquella muchacha dio la vida para salvar el sabio durante una expedición donde un dragón atacó. La valentía de aquella desconocida fascinó al hombre, que le fue regalada la estatuilla más tarde. Con esta historia, los dioses dudaron un poco, pero cedieron por la hermosa alma de la joven, creando la constelación serpiente.
  • Oro... Tan reluciente y puro, la estatua del anciano fue creada a partir de este metal, agradeciendo el comienzo del calendario, creado con sus conocimientos, llegando a ser venerado casi como una deidad de la Inteligencia... Sin embargo, poco duró la ilusión del monumento, pues unos ladrones que veían al sabio como un hipócrita lo robaron para fundir y vender el oro en otra isla. Las divinidades, entendiendo el comportamiento humano, rieron, y premiaron al sabio con la segunda constelación,para él, y la quinta en el cielo, el Oro.


EL HIJO


EL GUERRERO

Advertisement